Un buen día, nos convertimos en líderes.
Escrito por Administrator
Jueves, 20 de Diciembre de 2012 18:47
PDF Imprimir Correo

 

Un día hacemos lo que es habitual: disfrutar del trabajo, dirigir un proyecto, charlar con los colegas, o criticar lo estúpida que puede ser la dirección. Entonces, al día siguiente, nosotros somos la dirección. Nosotros somos el jefe.

De pronto todo parece distinto… porque es distinto.Antes de ser líderes, el éxito depende de nuestro desarrollo personal.Cuando somos líderes, el éxito depende de desarrollar a los demás.

Pero, alguna vez se han preguntado: ¿Qué hace en realidad un líder? o han estado en esta situación “Acaban de ascenderme y nunca he dirigido antes; ¿cómo puedo ser un buen líder?

Una paradoja a la que se enfrenta un líder de proyecto es la paradoja corto-largo. Es decir, lograr resultados a corto plazo, y al mismo tiempo hacer lo mejor para la empresa a largo plazo. Alguien se convierte en líder porque es una persona con ideas, experiencia y rigor para equilibrar las demandas en conflicto de los resultados a corto y a largo plazo.

¡Realizar equilibrios diarios es Liderazgo!

 

 

¿Qué es lo que hacen los líderes de Proyectos?

8 Reglas que todo líder debe considerar:

 

Regla 1

Hacen que su equipo mejore continuamente, y aprovechan cualquier encuentro para evaluar, aleccionar y dar confianza.

Como líder, Invierte la mayor parte de tu tiempo en 3 actividades:

Evaluar: asegúrate de que las personas adecuadas están en los puestos que merecen, y aparta a aquellas que no dan la talla.

Coaching: guía, critica y ayuda para que las personas mejoren su rendimiento diario.

Fomentar la autoestima mediante el ánimo, el apoyo y el reconocimiento. La autoestima otorga a las personas el valor de sobrepasar sus límites, asumir riesgos y lograr sueños. Es el combustible de los equipos triunfadores.

 

Regla 2

Se aseguran de que el personal entienda la visión de la empresa y/o del proyecto, la viva y la respire.

Busca que la visión de la empresa cobre vida, asegúrate que tu equipo conozca el sentido de su trabajo. Logra en ellos un sentido de pertenencia, invítalos a ponerse la camiseta, los objetivos de la empresa son una extensión de sus logros personales!

De acuerdo a un estudio  de Harvard Business School “Why Your Employees are Losing Motivation”, en 85% de los casos la moral cae tras los primeros 6 meses de labor en la empresa.Basta con corregir unas pocas actitudes para conservar el ánimo del equipo:

-Sé un agente motivador

-Reconoce sus logros

-Sé una guía y no un dictador

-Impulsa su rendimiento

 

Regla 3

Meterse en la piel de su equipo,  Irradiar energía positiva y optimismo. Genera visiones ambiciosas, motivadoras. Transmite a tu equipo una actitud de perseverancia. ¡No permitas que los ánimos bajen!

Aquí un ejemplo de una actitud positiva y optimista: cuando le preguntaron a Thomas Edison sobre ¿Cómo encajaba los 10,000 intentos fracasados para lograr luz en una bombilla? él contestó: – ¿“intentos fracasados”? No. Hemos descubierto 10.000 formas en las que no funciona!–

Recuerda lo que dice el refrán: “El pescado empieza a pudrirse por la cabeza”

 

Regla 4

Establecen la confianza mediante la sinceridad, la transparencia y el honor.

La confianza existe cuando los líderes son transparentes, sinceros y mantienen su palabra.

Otra manera que tiene el líder de proyecto para establecer la confianza con su equipo, es dando reconocimiento a quien lo merece. Nunca se aprovechan de su personal robándoles una idea y hacerla pasar por propia.

En las épocas malas, los líderes se hacen responsables de lo que ha ido mal, en las buenas, comparten generosamente los elogios con sus colaboradores.

 

Regla 5

Tienen el valor de tomar decisiones impopulares y confiar en su instinto.

No se es líder para ganar concursos de popularidad, sino para dirigir.

No dependas totalmente de fórmulas, sigue tu instinto. Si fuiste nombrado líder es porque has visto más y acertado más veces.

 

Regla 6

 Cuestionan e insisten (hasta rayar en el escepticismo) para asegurarse de que se responde a sus preguntas con acciones.

Cuando eres un colaborador individual en un equipo de proyecto, hay que tener todas las respuestas. Ese es tu trabajo: ser un experto, el mejor en tu campo.

Cuando eres líder, debes tener todas las preguntas, ser el más preguntón de la reunión “¿Y si…?”, “¿Por qué no?”, “¿Cómo?”; sin embargo con preguntar no es suficiente, asegúrate que las preguntas sean fuente de debate y planteen temas que se conviertan en actos.

 

Regla 7

Inspiran con su ejemplo, con la toma de decisiones arriesgadas y el aprendizaje continuo.

Genera retos que estimulen el desarrollo de tu equipo. Considera tomar riesgos. Crea una cultura donde se admitan los propios errores y se hable de lo que se ha aprendido de ellos. Correr riesgos y equivocarse no es terrible, siempre que se aprenda de los errores.

 

Regla 8

Celebran los triunfos.

La celebración hace que el personal se sienta triunfador y crea una atmósfera de reconocimiento y energía positiva. El trabajo es una parte demasiado importante de la vida para no reconocer los momentos de éxito. Hay que atrapar tantos como se pueda y subrayar su importancia. Si el líder no lo hace, nadie lo hará.

 

 

Adaptado del libro Winning, Jack Welch