Comunicarse con Inteligencia Emocional
Escrito por Administrator
Martes, 24 de Mayo de 2016 23:06
PDF Imprimir Correo

Cualquiera puede enfadarse, eso es algo muy sencillo.

Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el

momento oportuno. Con el propósito justo y del modo correcto, eso,

ciertamente, no resulta tan sencillo.

Aristóteles, Ética a Nicómaco.

 

¿Cómo hacerle saber a un colaborador que su desempeño no ha sido el esperado? ¿Qué palabras emplear? ¿Cómo motivarlo a mejorar su rendimiento? Situaciones incómodas como esta, son prácticamente inevitables y no solo lo vemos en el ámbito laboral, lo vivimos con nuestra pareja, amigos, padres, entre otros.

Las emociones, por muy raro que parezca, son parte de la ecuación para la resolución de conflictos. Las emociones no pueden ser ignoradas; de hecho, investigaciones comprueban que suprimir nuestras emociones, reservar aquello que sentimos cuando estamos molestos nos puede orillar a resultados desfavorables. Veamos si esto te suena familiar… llegas a tu casa, después de una intensa y estresante jornada laboral y sin más ni menos… ¡Pum! ¡Estallas! Y lo haces con quien nada tuvo que ver, tu pareja, tu compañero de cuarto, tu mascota. Esto es a lo que los psicólogos llaman “Fuga emocional”, llevaste todo el día reteniendo aquello que te incomodaba y llegó el momento en que se derramó el vaso.

Limitar o contener tus emociones puede generar:

  • Pérdida de memoria
  • Dificultades en tus relaciones
  • Incluso problemas cardiovasculares

Aquí te presentamos un Plan basado en los principios de la Inteligencia Emocional, que te ayudará a hacer frente a los conflictos que presentes durante tus proyectos.

1° Observa el lenguaje corporal de ambas partes. Reconoce tus emociones y sé consciente que tu colaborador quizás está pasando por una situación difícil.

2°  Evalúa el impacto de las emociones sobre tu comportamiento y el de tu colaborador. Inicia la plática de manera positiva, de tal forma que generes un ambiente de confianza y que te permita abrir camino a los temas espinosos.

3° Plantea los ¿Por qué? de la situación y compártelos con tu colaborador  ¿Por qué está pasando esto? ¿Cuáles son las habilidades que le gustaría adquirir? ¿Cómo se siente con respecto a su desempeño?, y

4° Desarrolla estrategias que te permitan alcanzar los objetivos del proyecto y que a su vez permitan a tu colaborador tener un mejor desempeño. Construyan juntos el plan de acción.

Como Directores de Proyectos debemos saber que las habilidades de comunicación y liderazgo son clave para la realización exitosa de todo proyecto. Saber llevar una comunicación tanto con la alta dirección, como con los clientes, proveedores y miembros del equipo, requiere de ciertas habilidades. Subestimar la importancia de la comunicación para la realización del proyecto sería un grave error de nuestra parte.

La vida profesional crea todo tipo de emociones, lo importante aquí es aprender a dominarlas para lograr una mejor comunicación y adaptarse a las diferentes situaciones en las que nos vemos envueltos.


Adaptado del artículo publicado por:

-Susan David-

Harvard Business Review